Un aborto que le costó la vida. La madre relata la terrible escena que encontró al llegar a ver a su hija.

Un aborto que le costó la vida. La madre relata la terrible escena que encontró al llegar a ver a su hija.

Con la muerte de la joven Jenny María Abreu Hiciano, se destapó en Moca lo que era un secreto a voces: Una clínica que servía como carnicería. Todo indica que cuando ella salió embarazada se vio acorralada y recibiendo presión por parte del padre de la criatura para que lo abortara.

La joven estudiante de Odontología que se graduaba este año, hizo una cita en la clínica Doctor Alfonseca de Moca, la cual había sido cerrada, pero seguía operando de forma clandestina realizando abortos.

Jenny le dijo a una amiga que la acompañaba que solo iba a quitarse unos quistes, la amiga se sorprende porque pensaba que esa clínica no operaba, pero las personas del lugar confirma que entraban y salían personas de manera sospechosa. Al entrar, el lugar era espantoso y totalmente inadecuado para actividad médica.

A Jenny le practicaron el aborto, por el cual pagó alrededor de 40 mil pesos. Pero en medio de la intervención, le perforaron el útero y la joven empezó a desangrarse y la situación se complica.

La madre que pensaba que ella se estaba haciendo una operación menor, llega y queda totalmente espantada cuando se encuentra con más de dos cubos llenos de sangre de su hija y paños verdes en su parte íntima, que los “carniceros” le habían introducido tratando de detener el sangrado.

 

VIDEO A CONTINUACION:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *